Noche de Paz



Cuando era niño, siempre me entusiasmaba la idea de saber que en determinada fecha del año, dependiendo de cómo se hayan comportado las personas, un carismático personaje, cuya piel y barba del color característico de la nieve, de barriga prominente, vistiendo siempre un traje rojo, y al cual todo el globo terráqueo conoce como Papa Noel, les hacia regalos en reconocimiento al esfuerzo y buena conducta ejercida durante los meses previos a su visita. ¡Era navidad!

Es cierto que el verdadero significado de la navidad, no tiene que ver con Papa Noel, ni mucho menos con el cumplimiento protocolar de entregar regalos, en especial, para aquellos bien aventurados que demuestran cordura y un comportamiento casi apostólico, sino, para recordar que en una fecha como esta, se produjo el nacimiento del hijo de nuestro Dios, de aquel que muchos solo se acuerdan cuando pasan penurias, pero al fin y al cabo, es nuestro Dios, y siempre los perdonará, aunque no sepan lo que hacen.

Obviamente, cuando uno es niño, no siempre se puede discernir entre el significado popular del religioso, por ello, de hecho se elige el que genera más expectativa: el de recibir regalos debajo del árbol a las 00:00 horas, después que el Sr. Noel, previa deslizada por la chimenea, dejara los presentes de manera silenciosa, y cual alma que lleva el demonio, salir a la velocidad de la luz para continuar con su extenuante labor de repartidor. A todo esto, ¿existen chimeneas en Lima?, porque de ser lo contrario, ¿por donde se desparramaba Papa Noel?, ¿por algún tragaluz?

Como no recordar esos momentos del ayer, cuando uno hacia sus cartitas, pidiendo obsequios para uno mismo, y también para su hermano. Además, de haber realizado a cabalidad todos los méritos necesarios, para poder calificar en la entrega de regalos. De todo hemos hecho para ser merecedores de un presente por estas fechas. Sin embargo, el motivo de este post no es para hacer remembranzas de este tipo, ni mucho menos, el de hacer un “recordaris” de lo que nos enseñaron en el colegio en las clases de religión, sino para comentar sucesos que, en mi caso, me hicieron reflexionar, y mucho.

Hace exactamente 4 años, por estas mismas festividades, mi madre tuvo que ser internada de emergencia en un hospital, debido a que le dió, sin duda alguna, la peor crisis asmática que le hayamos recordado. Un 25 de diciembre, ella compartía sala con otras personas que sufrían otro tipo de molestias. Quizás, este ambiente, tan cargado de tensión y mucha preocupación, fue lo que acelero el proceso bronquial en mi mamá, y al final, debido a la gravedad de su situación, tuvo que ser trasladada a cuidados intensivos, para luego ser entubada, ya que por si sola, ella no podía respirar.

La agonía duro varios días, por lo que mi progenitora tuvo que pasar, tanto la navidad como el año nuevo, en las instalaciones de aquel hospital. Fueron momentos muy delicados, y resulta por hoy, a pesar de ya haber pasado 48 meses, desgarrador el solo hecho de recordar esos “flashbacks”.

Para que contar los detalles de aquellos sucesos, solo mencionar que a pesar de todo lo comentado anteriormente, mi madre, saco fuerzas de la nada y superó esa crisis, y hoy, está a nuestro lado, pasando las fiestas como si nunca hubiese ocurrido nada.

Desde ese momento, me di cuenta que, el mejor regalo, sin duda, que me ha dado la vida, es el de haberle devuelto las ganas de vivir a mi madre, y solamente el único Dios, ese que siempre está latente, se acordó que ella aún necesita de nosotros, y por supuesto, nosotros de ella. Por eso, todas las navidades, para mi en especial, son como los cumpleaños de mi mamá, porque fue en esas fechas donde ella, literalmente, “volvió a nacer”.

Habiendo compartido con ustedes esta experiencia, solo me queda decirles, que para los días de fiesta, como las pascuas, no interesa en absoluto el status, los brindis, los aguinaldos, y los demás detalles que suelen adornar este tipo de celebraciones, sino, el de valorar y disfrutar, de la presencia de sus seres mas queridos, y de agradecer siempre al de arriba, por permitirles un año más, el disfrutar de estos buenos momentos.

Por eso, quieran mucho a sus madres, porque solamente tenemos una, y demuéstrenle a cada momento, lo importante que ellas son para ustedes. Desde aquí, mi más cálido saludo para todas ellas, y que nuestro padre celestial las bendiga y brinde muchos años mas de vida y salud.

Y a ti mamá, gracias por todo lo que hasta el día de hoy sigues haciendo por mi, por ayudarme siempre a ser un buen hijo, buen hombre, y sobre todo, una persona de bien. Gracias por ser como eres, y aunque probablemente para ti suene repetitivo, tengo que decir: ¡que te adoro!

Está por demás decir a quien le dedico este post, ¿verdad?, pero, no quisiera olvidarme de todos aquellos que tienen la suerte de estar con sus madres, y no solo de ellos, sino también, de aquellas personas que por diversas circunstancias no las tienen a su lado. Para todos en general, mis más sinceros deseos, que sus hogares sean colmados de bendiciones.

Y por supuesto, para todos los lectores, que se toman la molestia de leer este blog, muchas felicidades y disfruten de estas fiestas con todos sus seres queridos.

¡Feliz Navidad!


Francotte


PD1: Quiero dedicar este post también, a dos amigos míos que cumplieron años el día de ayer, 24 de Diciembre. Para ustedes, Carla y York, mis más cordiales saludos.

PD2: El video de hoy, es el de Lenny Kravitz - "Thinking of you", tema que le dedicó a su madre cuando falleció. Afortunadamente, este no es nuestro caso. Espero les guste.

Posted on 24.12.08 by Francotte and filed under | 2 Comments »

2 comentarios:

Anónimo dijo... @ 26 dic. 2008 20:12:00

No sabes el nudo n la garganta que me dio al leer esto, porque también lo vivi en carne propia contigoy porque ese año, alquien al que queremos mucho se fue al cielo, esa navidad fue la mas triste que recuerdo, pero a la vez la que más lecciones nos dejo no??...como dices el mejor regalo es tener a nuestros seres queridos al lado y demostrarle lo mucho que los queremos dia a dia, y además que Dios si existe, porque calma el dolor y no permite que nadie sufra y por eso escoge estas fechas tan especiales, para hacernos reflexionar siempre. Katty

Glenn K. dijo... @ 27 dic. 2008 11:05:00

Lo principal es la salud doc, y agradecer a Dios por conservar a las personas que keremos y son importantes para nosotros.... :)

Un abrazo