Recuerdos imborrables



Hace aproximadamente un par de noches, estuve conversando con algunos de mis amigos de la infancia y del colegio, con quienes he tenido la oportunidad de vivir experiencias inolvidables, sobretodo en la época escolar, de la cual, muchos tenemos algunos recuerdos –en su mayoría- agradables. Y es que se ha hecho ya una rutina que en este tipo de conversaciones, se hagan ciertas remembranzas (de preferencia bochornosas) para poder matar el tiempo burlándose un poco de los actores o actrices de algún hecho irreproducible.

Definitivamente en conversaciones de este calibre es donde se pone a prueba la tolerancia de mucha gente, ya que algunas historias no muy gratas (para ellos), suelen ser casi a menudo condimentadas con algunas exageraciones elegantes, para de esta forma darle un toque más sabroso al relato y provocar cierta confusión en los involucrados. Obviamente, para los que están de espectadores privilegiados, esto solo les va a generar ataques de hilaridad, dignos de un show humorístico.

Es divertido poder recordar todo lo que se pudo hacer en el colegio, en especial aquellas actividades que no estuvieron necesariamente dedicadas al estudio mismo, es decir, todo lo que concierne a la diversión.

Como poder olvidar sucesos tan importantes como la primera borrachera, el primer quinceañero, los trabajos grupales, las escapadas de las clases, los retiros de confirmación, el viaje de promoción, la primera enamorada, entre otros. Muchos de estos hechos probablemente fueron fugaces dentro de la mente de algunas personas, sin embargo, puedo dar fe que unos pocos pudieron dejar una marca importante en nuestra memoria.

Si tuviese que mencionar algo que me haya marcado en el colegio, muy aparte de las juergas y travesuras, de hecho, fue mi discreta y casi imperceptible vida sentimental. Por esos tiempos, era un muchacho que no expresaba abiertamente sus emociones hacia la gente que apreciaba, y como todo adolescente inmaduro y confundido, me fijaba en las menos indicadas, solo por pretender ligar con alguien y estar a la par con varios jóvenes impetuosos que ya ostentaban enamoradas públicamente. Conforme iba avanzando y creciendo en la secundaria, me fui dando cuenta de muchas cosas, y entre ellas, un gusto muy especial por una muchacha, a quien había conocido desde el primer año, y que sin darnos cuenta, nos habíamos hecho tan buenos amigos, casi confidentes, que al inicio de todo, no me percataba de algunos detalles. Y fue así, una chica de nombre Carolina, de piel blanca y levemente pecosa, con su cabello y ojos negros, con una linda sonrisa y un carácter juvenil propio de ella, acaparó mi atención, probablemente, cuando mis oportunidades se habían agotado.

Como dije antes, no era de expresar mis emociones de manera tan simple, por ello, quizás nunca se dio cuenta de lo que yo, silenciosamente, pensaba de ella. Al menos, mi gran consuelo fue el poder compartir 5 años de nuestras vidas, creciendo y viviendo experiencias conjuntas que por hoy nos da mucha nostalgia comentar. Si bien es cierto que no estuve con ella, me sentía muy contento de verla entusiasmada, feliz, virtuosa, más aún, cuando tuvo una relación con un gran amigo mío, y con el cual hasta el día de hoy mantengo comunicación. Por un lado reconozco que no hice el papel del perro del hortelano, y pues, si yo no podía hacerla sentir radiante, habían otros que si.

Cuando terminamos el colegio, perdí comunicación radicalmente con mucha gente, incluyéndola, pero al cabo de varios meses, pude enterarme que ella había salido embarazada de un muchacho, quien irónicamente, no era santo de su devoción en el colegio, como tampoco lo era de muchos de los integrantes de la promoción. Contra viento y marea, ella siguió su rumbo y hoy, es una mujer exitosa, madre de un lindo niño saludable, con el cual comparte cada minuto de su vida, y se exige día a día para darle un mejor bienestar.

Muy aparte de todas las cosas que pasaron luego de terminar el colegio, tengo un muy buen recuerdo de Carolina, porque a pesar de no haber sido parte de mi vida amorosa, fue una excelente amiga, leal, incondicional, y siempre ansiosa de ayudar y compartir un poco de su atención.

Nunca tuve el valor de decirle que me gustaba, tan solo decidí ser un fiel admirador introvertido, pero, dicen que las cosas pasan por algo, quien sabe, si hubiera estado con ella, probablemente hubiese decidido ser escritor, para componerle prosas y versos por las mañanas, o quizás jardinero, para premiarla con las mejores rosas y claveles, o tal vez astronauta, para bajarle las estrellas una por una. Al final, decidí ser ingeniero de sistemas, para entender y no ser entendido por los demás, y por si fuera poco, para sentarme detrás de una computadora a escribir tonterías en un blog, ventilando impúdicamente las cosas que en esos tiempos no me atrevía a decir.

Por eso, Carolina, sigues siendo parte de mi, como un recuerdo imborrable.

Recordar, es volver a vivir.

Posted on 25.1.09 by Francotte and filed under | 13 Comments »

Elaborando un plan de rescate



En muchas oportunidades, sobre todo cuando se es un inocente muchacho adolescente, he tenido esos sueños tan comunes entre la gente de esa edad, de ser alguien importante, es decir, poder gozar de cierta fama y admiración por la parafernalia misma, que pueda hacer cosas buenas, y de esa forma contar con el aprecio de muchos seguidores. En resumidas cuentas, ser una burda imitación de un Robin Hood de barrio, o de un Hombre Araña, que trepa por los edificios, en una ciudad donde estos no existen, por decir algo.

En realidad no se trata, al menos por ahora, el ser algo similar a un héroe de comic o de pantalla grande, pero, lo que si debo decir, es que el objetivo sigue siendo el mismo, y es el de hacer algo bueno por los demás. En esta oportunidad, no voy a proponer grandes hazañas, ni pretender ser participe u organizador de algún evento que se quede grabado en la historia, sino, de algo que muchos melómanos como yo, estamos tratando de sostener, debido a la crisis que el mundo musical, al igual que el financiero, está pasando por estos días, y me refiero, al de rescatar a la buena música.

Lamentablemente, se ha hecho algo imposible de moderar la contaminación musical que existe, no solo en las radios, sino en el Internet, en la televisión, en las discotecas, y en todos los lugares donde las personas suelen ir a pasar un momento de relajo, acompañados de unos buenos tragos y de hecho, de música para todos los momentos. Probablemente muchos se pondrán en mi lugar cuando lean algunos de estos relatos. Yo confieso que estoy realmente aburrido, cansado, hostigado, perturbado, de escuchar tanta desgracia por los medios radiales, cuando suelo conducir hasta mi trabajo, siempre pongo la radio para no solo escuchar las noticias, sino para poder distraer la mente mientras dura el trayecto a mi destino, sin embargo, por estos días he optado por poner mis CDs de mp3 con música más decente, ya que, como he mencionado anteriormente, lo que transmiten en las emisoras es realmente preocupante.

No obstante, el sufrimiento no termina ahí, porque cuando llego a mi oficina, se puede escuchar desde otros ambientes una mezcla indeseada de ritmos y melodías, desde tropicales hasta la muy de moda línea regetonera, al punto, que he tenido que recurrir a mi inseparable iPod para que sea mi escolta en mi rutina laboral.

Primero tengo que aclarar que no tengo nada en contra de ningún género musical, porque yo respeto mucho los gustos de la gente, pero, muchos opinamos que “todo tiempo pasado fue mejor”. Si bien es cierto que por hoy el Regeton y la Cumbia son estilos musicales que suenan sin cesar por las emisoras, y que incluso uno mismo ha llegado a bailar luego de haber sido presa de muchos vasos de licor, tengo que decir, que es cualquier cosa menos música, cayendo en la categoría de chabacano, adefesiero, y poco original, sin mencionar que, al menos el primero de ellos, llega a evidenciar una exagerada procacidad.

Por otro lado, cada vez son más los grupos o bandas (no se si llamarlas de “Rock & Roll”) que salen a estafar a la gente diciendo que son músicos. Hoy por hoy, el contexto en el cual muchas bandas están naciendo, es el denominado “emo”. Se dice mucho de este género y de la particularidad de sus seguidores, y esto, sin duda alguna, es a causa de una sarta de mal informados y desubicados que han interpretado las tendencias de esta línea a su manera, haciéndolos caer en la ridiculez, y lo que es peor, el dejar mal visto al género en sí, debido a la mala fama que le están haciendo ganar. Aclaro también, que no soy seguidor de esta categoría musical, pero si admito que en más de una oportunidad he oído esa música.

Este malestar ya se está haciendo notar entre algunas bandas que se desintegraron en su momento (por razones diversas, que en su mayoría no son conocidas), y que ahora planean hacer un retorno a los escenarios, con el fin de poder revivir o al menos combatir a este fenómeno que cada vez se torna más complejo. Un claro ejemplo es el grupo Mr. Big, quienes vienen tocando desde los 80’s, y que luego de haberse separado en el 2002, planean volver victoriosos para poder colaborar con el renacimiento de la verdadera música.

Ante esta situación, hace varios días he estado indagando sobre los 90’s, época en la cual tengo que decir, escuche muy buenos grupos y canciones, y por ende, me dedique a descargar todo el material que estaba disponible en la Web. Solo por mencionar algunos de los tantos grupos pude revisar: Candlebox, Stone Temple Pilots, The Cranberries, Better Than Ezra, Collective Soul, entre otros.

Creo que esta tarea de rescate que he iniciado, todavía no se ha culminado, porque es obvio que hay muchísima información por buscar, y por ello es que decidí postear esto. Así que la intención de esta nueva entrada en el blog es para convocar a todos los aficionados a la música, con el fin de colaborar con datos de grupos o canciones (sobre todo de los 90’s) para tenerlos como referencia y así poder seguir buscando material del bueno. Es un trabajo bien extenso, pero si estoy dispuesto a darme un tiempo para poder crear un ranking o de tener un repertorio mas nutrido de contenido musical, para posteriormente recomendar o dedicar a los muchos seguidores de este melódico elemento.

Espero que este llamado de SOS logre buenos resultados, y claro, este post va dedicado para todos los melómanos y aficionados, y también, para todos aquellos sufridos que tienen que soportar diariamente en los buses, combis, taxis, etc., la música que “dizque” está de moda.

Nos vemos

Francotte

PD: Como he estado regresando a los 90’s, los temas de hoy son precisamente de esas épocas, los grupos Better Than Ezra con el tema “In the blood”, y luego, la banda americana Candlebox con su tema “Cover me”. Disfrútenlos.



Posted on 18.1.09 by Francotte and filed under | 5 Comments »

Despierta ya



Es toda una costumbre que cada persona, al terminar un año en el cual han habido una serie de historias, experiencias, logros, fracasos, alegrías, penas, entre otras vivencias más, se ponga a reflexionar sobre las cosas, tanto buenas o malas, que se hayan realizado en el transcurso de este. Ahora, esto no justifica, en mi opinión, que se tenga que esperar solo a fines de cada año para poder sentarse a analizar, y sobre todo pensar, en lo bueno y lo malo, en lo blanco y en lo negro, de los actos que uno mismo ha perpetrado. Sin duda, siempre es bueno que al menos unos minutos al día, una persona pueda estudiar pacientemente lo que hace, lo que suele pasar en el modus operandi de esta, con el fin de poder mejorar en algunos aspectos.

Si bien es cierto que eso sería lo ideal, yo confieso que no lo hago, es decir, no siempre me detengo en determinado momento del día a poner en práctica lo que pretendo “pregonar”, pero si admito que muy de vez en cuando suelo hacerlo, y muy bien. Pero el motivo real de este post no es el de golpearme el pecho frente a los lectores del blog y mostrar mi arrepentimiento por hacer, o por no hacer, una cosa o la otra, sino, el de hablar de las cosas, de preferencia las buenas, que acontecieron en este último, y a la postre inolvidable año 2008.

Al igual que una persona normal, he tenido satisfacciones, y por ende decepciones, agradables e infelices momentos, que obviamente, no voy a pasar a redactar uno por uno como si fuese una secretaria ejecutiva, pero si tengo que mencionar, y muy probablemente detallar, algo que me llenó de mucha motivación, algo que se me ocurrió hacer hace mucho tiempo, pero que por razones diversas nunca pudo realizarse: la dirección y producción de un video musical, el cual lleva por nombre “Despierta ya”.

Ya es de conocimiento público que tengo una banda de rock, y precisamente con esta agrupación, es que tenemos varios temas compuestos, y uno de estos es el que dio origen a la idea del video. Todo empezó hace por lo menos 4 meses atrás, periodo en el que decidí matricularme en un curso denominado “Creatividad y Liderazgo”. En este curso, dictado en la misma universidad en la que estoy, nos dejaron un trabajo final que consistía en hacer algo tan simple y poco complicado como “un invento”. Fue ahí donde resucité la ilusión de hacer mi debut como director musical y de una vez por todas, darle vida a mi propio y ambicioso proyecto “artístico”.

El tiempo era corto, así que no podía empezar de cero, es decir, pretender crear, como primer paso, una canción a la cual, posteriormente, se le daría vida en un material audiovisual. Era un poco ostentoso tomar esa opción inicial, por ello, fui en busca de mi amigo y guitarrista de mi banda Daniel Espinoza, al cual le expuse la idea, y luego de hacer algunas coordinaciones, me propuso utilizar una de las canciones del grupo para poder hacer el trabajo. Quien mejor que él para darme luz verde y proceder con el proyecto, ya que como compositor de la canción, era el indicado para hacer un previo estudio a esta alocada, pero a la larga interesante propuesta.

Pasaron unos cuantos días para reunirme nuevamente con Daniel y seguir viendo los pormenores de la elaboración de lo que ahora se convertiría en “nuestro video”. Fue entonces que decidimos hacer un libreto, así que invitamos a Mirko Kardum (bajista de mi banda) y a Natalia Ventocilla (enamorada de Mirko), para que nos pudieran brindar otros aportes. Aquella reunión se tornó un poco larga al inicio, pero al final, logramos el objetivo: terminar el guión.

El siguiente paso, que de hecho era el más complicado, fue el de conseguir a los actores y actrices. Tengo que decir, que soy muy afortunado, porque al final no me resultó tan difícil el realizar esta tarea, pues pude contactar a unos muy buenos amigos de la universidad, como lo son York Dueñas y Gino Piaggio, y también, pude contar con el apoyo incondicional de mis sobrinas: Katty y Brenda del Castillo. No puedo dejar de mencionar a otras personas que de manera desinteresada colaboraron con la causa, como Angie Tapia (enamorada de York) y Astrid Segersbol (esposa de Gino), además, de por esos días mi co-director Daniel Espinoza (quien aparte de aguantarme durante toda la semana, me concedió su propio departamento para hacer algunas filmaciones) y su enamorada Aymé Asencios, quien a pesar de estar lesionada del tobillo, se tomó un tiempo para poder dirigir el tránsito en algunas escenas.



A pesar de manejar horarios diferentes (refiriéndome a los integrantes del elenco), se pudo concretar una fecha para las filmaciones respectivas. Afortunadamente, se pudieron terminar la gran mayoría de escenas en el mismo día. Conforme se fue haciendo la edición (tarea exclusiva de mi siempre leal y empeñosa Katty), tuvimos que hacer algunas escenas cortas, con el fin de cerrar ciertas partes del video, y poder darle un mejor significado al desarrollo del mismo.



Adicionalmente, para poder aportar una mejor calidad al material, se me ocurrió la genial idea de regrabar la canción original, pero, en esta ocasión, con algunos invitados. Por ese motivo, tome la decisión de convocar a uno de mis mejores amigos (quien incluso es compañero de estudios, músico y bajista excepcional), el Sr. Héctor Castillo, y por otro lado, a otra gran persona como Miguel Samamé, quien es un excelente vocalista, y que aparte de haber participado con las voces, fue quien nos realizó la grabación en su propio estudio. Confieso que nos tomo regular tiempo el poder hacer esta última actividad, ya que las horas se prolongaron un poco, pero, el producto final, fue definitivamente sensacional.



Como tenía que ser, llegó el día de la exposición, y ahí estaba yo, frente a un auditorio exigente y alborotado, luciendo mi cara de baboso y tratando de ocultar mi evidente entusiasmo detrás de una seriedad poco convincente. Afortunadamente, creo que el video musical fue del agrado de público (eso espero), y como debía suceder, las congratulaciones del profesor no se hicieron esperar.

Y es que palabras me faltan para expresar y comentar lo genial que fue esta experiencia, sobre todo, de haber podido contar con el tremendo soporte de todas las personas que formaron parte de este humilde proyecto académico. Por lo tanto, este post va dedicado a todos y cada uno de ellos, porque esto solo se hizo realidad a causa de su propio esfuerzo.

Mi infinito agradecimiento reiterado para todos los participantes:

- Gino Piaggio
- Brenda del Castillo
- Katty del Castillo
- York Dueñas
- Angie Tapia
- Astrid Segersbol
- Daniel Espinoza
- Héctor Castillo
- Miguel Samamé
- Natalia Ventocilla
- Mirko Kardum

Nuevamente quiero expresar mis disculpas por haber demorado en postear, pero el trabajo me ha tenido ocupado, sin embargo, ahora si prometo darle un tiempo adicional al blog, todo sea por los pocos adeptos.

Y para terminar, les dejo el videoclip para que lo disfruten. Ojalá este no sea el primero y último que pueda realizar.

Nos vemos

Francotte

PD: Este post también va dedicado para Magaly Beltrán, una buena amiga mía quien está de cumpleaños el 14 de Enero, y por supuesto, una vez mas dedicárselo a mi Katty ya que su cumple es el 15, y tampoco puedo olvidarme de mi prima Karina, quien cumple el 16. ¡Felicitaciones a todas!

Posted on 11.1.09 by Francotte and filed under | 5 Comments »

Despidiendo el año



Desde que tengo uso de razón, he podido observar muchísimas formas de planear festejos, celebraciones, homenajes, respecto a los finales de cada año. Recuerdo que cuando era niño, siempre escuchaba y veía a las personas mayores coordinar estos menesteres, y casi siempre terminaban en casa de uno de mis tíos, bailando al son de Ángela Carrasco, quien por ese entonces era “invitada fija” en todos estos eventos. Yo particularmente no soportaba a esa mujer, de repente porque sus canciones me colmaron en su momento.

Conforme fui tomando madurez, pude ya participar de varias de estas muy esperadas reuniones, desde fiestas hechas en alguna casa, discotecas, las por hoy muy populares playas del sur, hasta quedarme con la familia brindando, sin salir a ningún otro lugar.

Actualmente me sorprende como mucha gente se estresa y se desespera por querer separar alguna localidad, o de acelerar los planes para salir de viaje, ya sea fuera de Lima, o algún campamento por las ya mencionadas playas sureñas, incluso, hasta de ir a discotequear por el boulevard del también conocido balneario de “Asia”. Definitivamente todas estas alternativas son válidas, sin embargo, creo que como yo, muchas personas, que ya hemos gozado de muchas de estas opciones festivas, sabemos que no es la gran cosa hacer o una o la otra, ya que, sinceramente, ninguna podría superar a las demás, a menos, que hablemos de los costos que implican cada una de estas.

En esta ocasión, no pretendí elegir entre esas posibilidades, pues decidí hacer algo distinto, algo menos convencional o rutinario, más íntimo, donde no tenga que convivir con el ajetreo, el frenesí, el desenfreno, y todas las características resaltantes en una celebración de este nivel. Fue entonces que, como por arte de magia, mi amigo Mirko Kardum, quien también es el bajista de mi banda, nos propuso hacer un mini concierto en su casa, y de esta forma recibir el nuevo año haciendo un poco de lo que nos gusta a todos. La experiencia en realidad no era nueva, ya que para el día de su cumpleaños, hicimos algo parecido, con la diferencia que para ese entonces había un poco más de gente, y sobre todo, contábamos con la honrosa presencia de sus padres, lo cual, en mi caso, condicionó un poco mi desempeño musical, porque como podrán suponer, es un poco difícil hacer escándalo en casa ajena, y peor si se cuenta con la estricta supervisión de los dueños.



Esta vez, no estaban los padres de Mirko, por ello pudimos tocar libremente, y aprovechando el bullicio y desmesurado alboroto de las fiestas en los alrededores, pues decidimos unirnos a esa causa y convertirnos, al menos por una vez en el año, en emocionados escandalosos. El repertorio consistió en los clásicos temas de la banda, y adicionando unos cuantos covers de grupos como Staind, Jimmy Eat World, Green Day, Pearl Jam, entre otros.



Aquella velada musical fue lo que realmente necesitaba para poder despedirme del 2008, un año que ha tenido más tropiezos que satisfacciones, en mi caso, pero, estamos ya por los primeros días del 2009 y la consigna es que este empiece bien, para que culmine de la misma forma. Como era de esperarse, nos acompañaron los fieles seguidores de esta banda humilde, pero con grandes ambiciones. Prácticamente fue un espejo de la reunión realizada en el cumpleaños de Mirko, hubo una agradable parrilla, y por supuesto, trago y bebidas por doquier. Lamentablemente no pude consumir ningún tipo de bebida alcohólica, por decisión mía, no porque haya llevado una vida descarriada, tóxica, disipada, casquivana, y que por eso haya decidido dejar el trago, sino simplemente porque ese día lleve mi auto, y como conductor responsable que soy, mejor evitar pasar malos ratos que puedan opacar el inicio de este bienaventurado año 2009.

Definitivamente no me equivoque en pasar este fin de temporada con mi banda, y con las demás personas que siempre nos dan el incondicional apoyo. A todos ellos, muchas gracias por la lealtad y fidelidad, y también, por inspirarnos siempre con su contagiante simpatía y supurante candor, por eso, este post va para todos ustedes.



Además, no puedo olvidarme de los muchachos que conforman conmigo la banda, gracias a Mirko, Daniel y Giomar por siempre permitir que se puedan dar este tipo de circunstancias, y afectuosamente deseo muchos éxitos para todos en este nuevo año.

Tampoco puedo olvidarme de los expectantes y pacientes lectores de mi blog, de mi familia, de mis amigos de toda la vida, en general, de todos los que conforman mi cada vez más amplio grupo social. Mis más sinceros deseos para ustedes igual.

Y a pesar de haber tardado un poco en postear, debido a los distintos compromisos que he tenido, espero de todo corazón que este 2009 sea un gran año para todos sin excepción, y que las metas alcanzadas en el año anterior se terminen de consolidar, y claro, las que no se cumplieron, pues mantenerlas constantes y pelear hasta conseguirlas, porque no hay peor batalla que la que no se hace.

Nos vemos

Francotte


PD: La canción de hoy, para empezar el año, es una de los cuales tocamos aquella noche, de la banda Jimmy Eat World – “Praise Chorus”

Posted on 3.1.09 by Francotte and filed under | 1 Comments »