Atracción Fatal



Hace poco me encontré con mí amigo ES, quien no muy entusiasmado me contó un supuesto problema, del cual no sabía como salir:

ES: Hola compadrito, tengo que contarte algo…
F: Hola viejo, ¿Qué ha pasado?
ES: Puta tío creo que la cagué, no se que hacer…
F: Pero, ¿Qué es lo que has hecho pues huevón?
ES: Nada compadre, nada malo, lo que pasa es que desde hace unas semanas estuve saliendo con una chiquilla, y ahora no se como despegarme de ella.
F: ¿Cómo que no sabes?, ¿tanto te cuesta decirle que no pasa nada?
ES: Es que… tú sabes pe’ tío… creo que eso no debió pasar… ella me buscaba sabiendo que yo estaba con mi flaca…
F: ¿Y ahora que vas a hacer?, si se entera tu flaca te va a castrar…
ES: No tanto así loco, pero lo que pasa es que yo no quiero nada con esta chica y ella no quiere entender, ella sabía que estaba con pareja, y bueno las cosas pasaron…

El diálogo solo resumía lo evidente, ES estaba siendo perseguido por una muchacha –a la cual desconozco-, y no tenía la más remota idea de cómo poner fin a esta insana persecución. Por mi parte, luego de haber escuchado todos los descargos de mi “desafortunado” amigo, le dejé en claro que el único responsable de este problema era solo él, y si estaba aparentemente tranquilo en su relación de muchos años, no debió caer en el juego de una chiquilla, porque en la mayoría de los casos, uno no sabe cuales son las verdaderas intenciones de muchas de ellas.

Yo se que en algún momento, mi estimado ES, vas a leer el blog, y no tengo que disculparme por lo que escribí, porque ya sabes como soy, solo espero gordito que salgas pronto de esta situación antes que la termines de estropear.

(…)

Dos días después de encontrarme con ES, llegué a mi casa al anochecer y me senté en mi acostumbrado escritorio para revisar si había novedades en la Web. Como de costumbre, entré a leer uno de los tantos blogs que sigo, el de Busco Novia, en donde Renato Cisneros posteó un tema en el cual explicaba -de manera irónica- lo que sintió una noche cuando recibió una inesperada visita.

Cuenta el periodista que salía, como todos los días, del centro radial donde labora, cuando en la entrada del lugar lo esperaba una fémina que se declaró fan de su blog, y por transitividad, de él también. La muchacha le hizo un regalo un poco extraño, y luego de una breve conversación, cuando él se disponía a retirarse, esta chica le pide el favor de llevarla por ahí, a un lugar que le resulte más cerca de su incierto destino.

Habiendo aceptado la solicitud (probablemente no muy contento), Renato la invita a subir a su auto y dar comienzo al recorrido. Lamentablemente para él, durante todo el trayecto, esta “fan enamorada” se dedicó a perturbarlo con una serie de preguntas, no solo del blog que él administra, sino para sorpresa del mismo, de su propia vida. Cualquier aficionado en el mundo siempre trata de estar enterado de gran parte de la existencia de algún ícono específico, pero en el caso de esta señorita, como relata el también poeta, ya era una obsesión.

El viaje aun no terminaba, y Renato seguía siendo presa de las insistentes preguntas de esta chica, al punto de llegar a la conclusión que no fue buena idea el aceptar llevarla de paseo. Era tal el conocimiento de esta mujer sobre él, que nuestro Blogger se vio reflejado en una escena de película de terror, en la cual una admiradora posesiva secuestra a su ídolo, para posteriormente liquidarlo.

Mientras Renato seguía imaginándose en una esquina, siendo sedado con algún tipo de droga, para después ser operado clandestinamente y extraerle algún órgano vital, la chica le pidió que se detenga, porque el lugar donde sin querer llegaron era perfecto para continuar su rumbo.

La mujer bajó del auto y se perdió entre la oscuridad del crepúsculo, y Renato, luego de haber pensado lo peor, se dio cuenta que lo único que quería su seguidora, era simplemente un aventón.

(…)

Ambas incidencias me hicieron recordar algo parecido, que realmente me sucedió de manera más indirecta que directa, algo que en última instancia no me representó mucho dolor de cabeza, sin embargo, fue todo lo contrario para la otra parte involucrada.

DUNE es una de mis mejores amigas, solía vivir cerca de mi casa, y nos frecuentábamos de vez en cuando. Sin duda, ella es una de las pocas mujeres que sabe muchas cosas mias, y el que algunas personas nos hayan visto en más de una oportunidad tertuliando, fue motivo para que se especularan una serie de cosas, entre ellas, que ambos teníamos una relación más que amistosa. Con toda la confianza del mundo puedo decir que la única relación que ambos mantenemos es puramente amical; por su lado, ella es una mujer que tiene un hijo, y que está llevando en buenos términos la comunicación con quien es el padre de esta criatura; por el mío, sigo en lo mismo de siempre, y eso obviamente ha hecho que en gran parte pierda contacto con mucha gente.

Un día, DUNE me llama algo preocupada, tenía algo importante que contarme, algo que a primera impresión parecía muy urgente, inaplazable, apremiante. DUNE me contó que había estado recibiendo llamadas telefónicas anónimas, de alguien que estaba interesada en saber cosas de mí, una enigmática admiradora que trataba de buscar información de la manera más incorrecta. Posteriormente, las llamadas telefónicas fueron acompañadas por mensajes de texto al celular de DUNE (que hasta el día de hoy ignoro como lo consiguió), y esporádicamente uno que otro correo electrónico.

Cuando mencioné líneas arriba que el acoso fue indirecto, fue porque en todo momento esta desconocida se dedicó a molestar e inquietar a DUNE, por el simple hecho de ser mi amiga, de conocerme más que ella, y además, porque inventó un romance inexistente entre los dos, y por el cual le exigía a DUNE explicaciones innecesarias. Lo peor de todo esto fue que por más que DUNE le dijo de varias maneras que ambos nunca tuvimos nada, la desconocida se negó a creer en tales afirmaciones y siguió hostigando a DUNE, al punto de agraviarla en muchas oportunidades.

Los ataques hacia DUNE por parte de esta infausta seguidora eran diarios, y por más que yo quería hacer algo para ayudarla, no tenía las fuentes para poder proceder. DUNE me mostraba algunos de los correos que esta mujer le enviaba, donde se podía apreciar claramente la forma vehemente con la cual se expresaba de ella. Todos estos elementos fueron suficientes para que DUNE perdiera la paciencia, y estuviese con muchas ganas de saber quien era esta persona, porque estaba dispuesta a darle más que consejos.

Particularmente nunca tuve algún tipo de comunicación con esta persona extraña, sin embargo, en una ocasión se atrevió a hackear el Messenger de DUNE y trató de hablar conmigo intentando usurpar su identidad. Para su mala suerte, conozco tan bien a DUNE que pude darme cuenta al instante que no se trataba de ella, y lo que vino después fue una accidentada y abrupta conversación, donde una persona que no conozco me reclamaba por cosas que no le importaban, y que incluso terminó amenazándome, aduciendo que el próximo al que le hackearían el Messenger sería a mi. Obviamente, sus intentos por hacerlo serán infructuosos, sobre todo si se trata de invadir la privacidad alguien especialista en estos temas de informática.

Días más tarde, DUNE pudo recuperar su cuenta de Messenger, y decidió tomar medias más severas, esta vez, contactó a unas personas que trabajan en las oficinas de la policía de investigación, los cuales aseguraron que podrían dar con esta persona en el caso que continúe sus agresiones. Fue la misma DUNE quien informó en una posterior llamada (realizada por la desconocida) acerca de la acción tomada, y a raíz de esto, la tormentosa mujer, que hasta hoy sigue en el anonimato, dejó de molestarla.

(…)

Tengo que decir que no me siento para nada orgulloso contar este tipo de anécdota, es cierto, no me afecto de manera directa, pero si le hizo pasar un mal rato a una buena amiga, y considero que en parte soy algo responsable, porque probablemente conociendo lo complicado de la situación, pude haber hecho algo para evitar que estas arremetidas hacia DUNE hayan cesado antes de tomar medidas drásticas.

Esto me hizo pensar un poco respecto a las distintas formas de actuar que puede tener una persona, especialmente cuando la embarga la duda, la vacilación, el titubeo. Ante la incertidumbre muchas veces hemos sido artífices de sucesos tanto buenos como malos, hechos que fueron influenciados más por los impulsos que por la razón, y que seguramente en su gran mayoría hayan terminado por desbaratar cualquier intento por conseguir algo.

Sigo sin entender que le pudo ver esta admiradora secreta a un pelafustán como yo, pero cualquiera que haya sido el motivo, tuvo que empezar las cosas de la manera correcta, y no perjudicando a personas que no tienen que ver en el asunto. Estoy seguro a muchos les ha pasado este tipo de experiencias, de hecho se siente muy bien de saber que hay alguien muy pendiente de uno mismo, y por otro lado, si alguno de los que lee este blog se considera un admirador(a) incógnito(a), pues ya saben que lo mejor que pueden hacer es pensar con mucho criterio como llegar al objetivo, y no cometer atrocidades como las comentadas previamente. ¡Qué miedo!


PD1: Quiero disculparme con los seguidores de mi blog por la indisciplinada tarea de postear, lamentablemente por estos días he estado muy ocupado, sumados a algunos problemas de salud presentados en dos personas muy cercanas a mi, que son mi abuela y mi tío. Espero que las cosas logren estabilizarse y así poder tener la regularidad acostumbrada.

PD2: Quiero dedicar este humilde post a mi amigo Glenn García, quien ha tenido una pérdida familiar. Mi estimado Glenn, yo he estado tan angustiado como tú hace poco, precisamente por tener a la nona en la clínica. A Dios gracias, mi abuela aun sigue con nosotros, pero la tuya ahora está descansando y gozando de una mejor vida que nosotros, y estoy seguro que no dejará de bendecirte y de alumbrar el camino que el destino te invita a recorrer. Mucha fuerza gordito.

PD3: Tuve la suerte de asistir al concierto de Oasis el 30 de Abril, por ello, quiero compartir con todos una de las tantas canciones que me gusta de esta banda. Disfrútenlo.

Posted on 3.5.09 by Francotte and filed under | 9 Comments »