Costumbres contradictorias



El día que temía que llegaría, llegó. Resulta que por motivos de estas recientes celebraciones navideñas, mi casa iba a sufrir una transformación, una especie de aclimatación involuntaria e inconsciente en un ambiente que por las actuales épocas del año no corresponde a nuestra geografía. Es lógico, en mi vida podría tolerar o convivir con una idea que va en contra de lo que pienso, uno no puede opinar firmemente sobre algún tema en especial, y luego hacer o decir algo que contradiga a cierta afirmación. Disculpen mi poco entusiasmo, pero es que no puedo aceptar que decoren algunos interiores de mi hogar con nieve, cuando en el día estamos por encima de los 25 grados centígrados.

Confieso que las vísperas de navidad me estresan, no porque me tenga que preocupar por los regalos que debo comprar, a quienes regalar, si comemos pavo en la cena, en realidad el motivo de mi fastidio es algo lejos de todas estas actividades mencionadas, se trata de cuando mi mamá y mi hermano se dedican a ordenar y arreglar mi casa por razones de la fecha. Hasta hoy, mi paciencia dejo de ser condescendiente con este proceso de engalanar mi refugio, y por eso decidí agarrar mis cachivaches y fugar temporalmente por algún lugar, lejos de tanta angustia y fatiga, hasta que finalmente se acabe esta chamba.

Por coincidencia, me tocaba ir a la universidad para recibir los resultados de algunos exámenes, así que caí por ahí, y luego de recoger lo que fui a buscar, me metí en Starbucks para pasar el rato, perder un poco el tiempo, simulando que el ciclo académico no había terminado. Era de noche, pero hacía bochorno, así que me acerqué al mostrador y opté por consumir una bebida helada, y aprovechando la poca concurrencia, me acomodé en la zona donde el aire acondicionado tenía mayor alcance. Me disponía a beber un sorbo de mi gélido brebaje, cuando algo pegado en una de las mamparas llamo claramente mi atención:

-- ¿Ah?, ¿Qué carajo es eso?... ¡¡¿Nieve?!!

Pues sí, aquello que estaba estampado en el vidrio era una burda imitación de un insignificante copón de nieve, que irónico, estaba nevando en la parte más calurosa del local. Luego de haber criticado el detalle poco adecuado, fui al tacho más cercano para desechar lo que quedó de mi vaso, y lo que encontré era una cabeza de Papa Noel con la bocaza abierta, no precisamente para regalarme una sonrisa, solo servía para tirarle por el hocico la basura.

No voy a criticar duramente a los que de manera accidental practican este tipo de cosas, pero si tengo que decir que no es justo que cada año que pase, la Navidad se vea como algo más comercial, haciendo que para mucha gente el motivo fundamental de la celebración sea a causa de símbolos copiados. Para todos los que hemos sido criados en hogares católicos, sabemos que el 25 de Diciembre es una fecha muy significativa en el calendario bíblico, el verdadero motivo de celebración se debe al nacimiento de quien se convirtió en nuestro salvador. No voy a entrar en más detalles religiosos, pero en la actualidad, las navidades son sinónimos de cosas inherentes al verdadero significado, por ejemplo, el Sr. Papa Noel, los renos, muñecos de nieve, duendes, trineos, entre otros.

Para empezar, aquí en el Perú, la navidad cae en la temporada de verano, por tanto, ¿Qué mierda tienen que hacer todas esas cosas en la estación más calurosa del año?, y si estamos en la estación más calurosa, ¿por qué se come panetón y se prepara chocolate para acompañarlo?, cuando sabemos que estos contienen demasiadas calorías para la temporada. No se si debo calificar de genio al que inventó todo este alboroto marketero, pero si me causa mucho malestar el tener que soportar costumbres plagiadas de otros lugares, y muchos ya sabemos que toda esta ola publicitaria viene principalmente de USA, un pésimo referente si de prácticas religiosas se trata.

(…)

Algo similar ocurre el día 31 de Octubre de todos los años, mientras que aquí se celebra el Día de la Canción Criolla, allá celebran el famoso y poco ponderado Halloween (creo que así se escribe). Lo bueno es que las personas con mayor capacidad de percepción, sabemos que para ese momento se tiene que festejar lo nuestro, lo que nació en nuestra tierra, lo que es oriundo de nuestra patria, sin embargo, hay otro porcentaje (jóvenes en su mayoría) que decide celebrar el “Día de las Brujas”, no al nivel que lo hacen los gringos, pero es Halloween al fin.

Lo más patético al respecto, es que esta celebración ni siquiera es original de USA, ya que según pude investigar, el origen parte desde la antigua Irlanda, cuando las festividades celtas eran las más importantes del período pagano que dominó Europa hasta la conversión al cristianismo. Es más, está relacionada con la celebración del Día de todos los Santos por esas épocas, incluso, la palabra Halloween deriva de la expresión inglesa All Hallow´s Eve (cuya traducción al español sería algo así como Vísperas del Día de todos los Santos). Algunos inmigrantes irlandeses fueron los que llevaron esta moda hacía Norteamérica, ergo, la fuerza expansiva que tiene USA ha hecho que Halloween se vea como algo de su propiedad.

(…)

Pienso que ya es tiempo que algunas personas, o quizás naciones, dejen de una buena vez de copiar tontamente algunas hábitos, estilos, tradiciones, y preocuparse más en incentivar una mejor educación a la gente sobre lo que verdaderamente es importante. Me da mucha pena, sinceramente, ver como algunas familias transmiten erróneamente ciertos aspectos foráneos, cuando lo que deberían hacer es pregonar con el ejemplo, porque aunque muchos no lo puedan percibir, esto lo único que logra al final es alienar y confundir a los pobres herederos de estos mamarrachos. Lamentablemente en el Perú, para muestras hay varios botones.

Llegué a mi casa, y efectivamente, la dura tarea de embellecer las instalaciones de mi hogar había terminado, y con cierto alivio, me senté en mi acostumbrado lugar de la mesa, para continuar con mis labores, cuando de repente mi madre entró en escena:

-- ¡No te sientes sobre esa silla!
Pero, ¿Dónde me voy a sentar?
-- ¡Jálate una silla vieja, que esa la vas a malograr!

Consternado, hice el obligado cambio de silla para seguir con lo mío:

--¡Oye, no me pongas esa laptop encima de la mesa!
¿Y te puedo preguntar donde la voy a poner entonces?
--¡Tienes que cuidar las cosas, pon un mantel sino, porque me vas a rayar el vidrio!

La mesa no tenía ningún mantel, sino dos pares de tapetes… con muñecos de nieve.

Esa noche, después de ese atropello, solo cerré mi laptop y derrotado me fui a dormir, con ganas de odiar a alguien, no sabía si a mi mamá por haberme desalojado arbitrariamente de mi locación más usual, o a los muñecos de nieve que me miraban desde el tapete con su nariz de zanahoria, o a Papa Noel por estar en toda mi casa sin traer un solo regalo, o a los fucking Yankees por haber contagiado desmesuradamente su estupidez a muchos inocentes.

No importa, igual, para todos los que me conocen y siguen este blog, les deseo lo mejor en estas fiestas, y que el nuevo año los mantenga con salud y mucho optimismo, con ello, los éxitos llegarán sin avisar.

Posted on 31.12.09 by Francotte and filed under | 5 Comments »

5 comentarios:

Mar. pezeta dijo... @ 1 ene. 2010 0:35:00

tu casa me recibe con dos enormes bastones y un Papá Noel gigante... y vives en la zona mas seca que conozco con un calor insoportable. si vamos a usar a San Nicolás que sea en ropa de baño porque en verano... EXPLICAME QUE HACE TAN ABRIGADO?!

deberiamos de mercadiar una idea mas peruana sin quitarle el verdadero significado de la navidad... lo vamos planeando para las proximas fiestas eh ;)

me gusto el post mi Mr.F. se nota que la tia sigue neurotica por su comedor nuevo jaja.

te quiero manito.
El Pezetón ;)

Franelo dijo... @ 1 ene. 2010 3:04:00

Feliz año también para ti, Francotte.

Mis mejores deseos para que se cumplan tus sueños.

Un abrazo transatlántico,

Route 66 dijo... @ 1 ene. 2010 12:04:00

Pues yo te iba a dar una calurosa felicitacion por estas fechas, pero mejor me la reservo.... jejeje! Que no! Feliz año nuevo amigo!

Pero si que me has hecho pensar con este estupendo post con tus reflexiones. Para mi, la Navidad no es mas que otro invento de las grandes multinacionales para vender mas. En fin, que tendremos que aguantarnos con eso, pero de todas formas te envidio, porque debes estar disfrutando de un solecito increible. Aqui en Escocia, hace un frio del carajo, llevamos mas de una semana con un metro de nieve y el termometro no sube de los cero grados bbbrrrbbrbrbrr!

Bueno amigo, sosiego y calma como decian en Demolition Man, y a pasar estas fiestas de la mejor manera posible!

Un abrazo afectuoso!

Manucita dijo... @ 6 ene. 2010 15:14:00

que buena foto
que lindo texto

gracias por tu comentario en mi blog
te deseo lo mejor!

Basurero Usurero dijo... @ 8 ene. 2010 18:21:00

Buenas costumbres.